12 formas simples para ser feliz

Imagen de Tasy Hong en Pixabay

La vida a veces nos golpea demasiado para olvidar cómo ser felices o, más bien, cómo elegir ser felices. Dicen que la felicidad es una elección.

 Sin embargo, la alternativa melancólica parece ser la única opción sensata o disponible para algunas personas, lo que a menudo las coloca en una pendiente descendente de tristeza o desesperación interminables. 

Para salir de este pozo, debe aprender a elegir la felicidad, independientemente de cuán terribles sean sus circunstancias. Aquí hay 12 formas simples que pueden ayudarle a ser feliz.

1. Ver el vaso medio lleno

El pesimismo es un catalizador del dolor. Si siempre miras el mundo de manera negativa y el vaso medio vacío, seguramente te sentirás miserable constantemente en la vida. Mire las cosas de una manera más positiva. Aprenda a tener fe y esperanza; por un tiempo, el pesimismo genera frustración, el optimismo genera una alegre anticipación.

2. Aprecia las cosas pequeñas

A algunas personas les resulta difícil elegir la felicidad porque solo se enfocan en lo grandioso y extravagante. Cualquier cosa que no sea un salario de seis cifras o un automóvil Mercedes Benz no será suficiente para ellos. No me malinterpretes. Tener grandes sueños y ambiciones no está mal; sin embargo, mientras todavía está en el viaje, aprenda a apreciar las pequeñas cosas como el hecho de que está empleado o todavía tiene dos pies para caminar. Hacer esto no solo te ayudará a valorar lo que tienes, sino que también hará que la felicidad sea más fácil de conseguir.

3. No compare demasiado

Si te comparas demasiado con otras personas, especialmente con aquellos que te han precedido, seguramente te decepcionarás o incluso te deprimirás. Concéntrate más en ti mismo. Sea feliz con las mejoras y desarrollos que realizó, sin importar cuán incrementales puedan parecer. Llegarás allí eventualmente.

4. Sonríe y ríe más

Quizás la forma más sencilla de elegir ser feliz es sonreír y reír más. Sonríe a los que te conocen y ríete de los chistes sencillos. Quién sabe, tu sonrisa y tu risa pueden terminar haciéndote feliz no solo a ti, sino también a otras personas.

5. Lleve un estilo de vida saludable

Es más difícil elegir la felicidad cuando estás plagado de dolencias físicas, sociales y emocionales. Por lo tanto, debe esforzarse por mantener estas facetas de su vida lo más saludables posible. Siga una dieta equilibrada, haga ejercicio con regularidad, mantenga buenas relaciones y dedique tiempo a sus pasiones y pasatiempos. Recuerde que una vida sana es una vida feliz .

6. Manténgase alejado de las personas tóxicas

Nuestro entorno, especialmente nuestros círculos sociales, influye en gran medida en nuestra capacidad para ser felices. Si continúas familiarizándote con personas tóxicas , como las que te faltan el respeto o solo ven tus defectos, lo más probable es que te deprimas. Si realmente quieres optar por vivir felizmente, elimina a estas personas de tu vida . Después de todo, es mejor tener uno o dos amigos edificantes que cien tóxicos .

7. No tengas miedo a lo nuevo

Una persona que constantemente tiene miedo o desprecia las cosas nuevas puede, en ocasiones, provocar un estancamiento y un sentimiento de obsolescencia que hace que ser feliz en este mundo en constante cambio sea más difícil. Cíñete a tus creencias fundamentales, pero ábrete más a cosas nuevas y diferentes. Conoce gente nueva, come en un restaurante diferente, postula para ese nuevo puesto de trabajo o aprende a bailar Zumba. Exponerse a nuevas aventuras puede ayudarlo a descubrir otras cosas buenas que ofrece el mundo, lo que lo hará más feliz en el proceso.

8. Haz alguna locura de vez en cuando

Si siempre te tomas en serio todo, es posible que te pierdas muchos momentos que podrían haberte hecho realmente feliz. ¡Libera lo salvaje y loco que hay en ti de vez en cuando! No se reprima demasiado; libérese de las cadenas de las expectativas sociales. Después de todo, ¡solo tienes una vida para elegir y vivir la vida feliz que deseas!

9. Aprenda a dejarse llevar

Aprender a dejar ir es imprescindible para vivir una vida más feliz. Vincularte continuamente a alguien o un error pasado solo te pondrá en un estado constante de aprisionamiento emocional. Nunca podrás seguir adelante y llevar una vida feliz . Si tu novia rompe contigo, permítete estar triste o incluso enojado, tómate el tiempo para levantarte y luego suéltalo. Es solo dejando ir el pasado que te permites disfrutar de lo que hay en el futuro.

10. Ayude a otros personas

Si desea vivir una vida más feliz y satisfactoria al mismo tiempo que hace la vida de los demás más feliz, considere la posibilidad de ayudar más. Que sea tan simple como ayudar a un amigo a superar una pérdida o, a mayor escala, como unirse a una fundación que enseña a niños huérfanos. La magnitud no importa siempre que extienda la mano a los necesitados. Ayudar provoca una sensación única de satisfacción y placer que le dará una sensación completa de felicidad cuando se hace junto con los otros elementos proporcionados.

11. Mejore constantemente

Cualquiera se sentirá más feliz cuando logre algo. Es por eso que también debes esforzarte por mejorarte constantemente. Podrías hacer una lista de objetivos y trabajar lentamente en cada uno. Si tu objetivo es superar un miedo o aprender una nueva habilidad, lo que importa es que te beneficiará. Al tener este impulso constante, no solo te das más oportunidades para sentirte feliz, sino que también estás demasiado ocupado para estar triste.

12. Quiérete más

Si eliges vivir una vida más feliz, también debes elegir amarte a ti mismo. No importa cuánto mejore, cuán positivo sea su círculo social o cuánto ayude a los demás, nunca será realmente feliz si no se entrega lo suficiente a sí mismo. Apreciate a ti mismo, dale el crédito que se merece y no permitas que otros socaven su valor. Solo cuando haces esto puedes sentir una felicidad genuina y duradera.

La felicidad es una opción que a menudo es difícil de elegir. Con suerte, estas sencillas formas le facilitarán el proceso y le ayudarán a vivir una vida feliz y plena.