14 señales de verdadera felicidad en una relación

Imagen de Anja en Pixabay

¿Cómo saber si una persona es realmente feliz en una relación? ¿Puedes verlo a través de sus ojos, sonrisa o risa? ¿Podemos decir que las personas en una relación son felices cuando no pelean ni discuten entre sí?

Entramos en una relación porque queremos ser felices. Por supuesto, ¿quién quiere experimentar la tristeza de todos modos? Esperamos que el amor pueda darnos un sentimiento único de alegría, algo que nunca habíamos sentido en nuestras vidas. El amor y las relaciones pueden arrojarnos algunas pruebas y causarnos algo de dolor. Pero no importa qué problemas se presenten en nuestro camino, todavía podemos encontrar la felicidad en algún lugar de nuestra propia relación.

Para lograr la felicidad real en una relación, primero tenemos que identificar y reconocer lo que realmente es. Tenemos que distinguir la felicidad falsa de la genuina. Para ayudarnos a identificar la verdadera felicidad en una relación, aquí hay 14 señales de que alguien es verdaderamente feliz en su relación.

1. Sientes que tus sueños se han convertido en realidad.
Te sientes satisfecho y realizado. Ya no sientes envidia. De hecho, estás viviendo una vida verdadera en el momento presente.

2. Está contento de enfrentar pruebas.
Los problemas y desafíos que enfrenta en su relación no lo entristecen ni lo debilitan. En cambio, te hacen más fuerte y más positivo. Consideras esas pruebas como gozo porque sabes que solo existen para probar tu fe y que la prueba de tu fe te ayudará a producir más paciencia.

3. No le molesta el pasado.
No está preocupado por el pasado porque ya lo ha aceptado. Has aceptado a tu pareja por lo que era. Ya has perdonado a quienes te han herido y ya te has perdonado a ti mismo también.

4. No está preocupado por el futuro.
Tu amor por tu pareja te ha convertido en un amante completo. Tu amor es puro, no tienes miedo de no recibir amor a cambio. No pierdes el tiempo pensando en perder. Simplemente amas incondicionalmente y eso te hace simplemente feliz.

5. Las pequeñas cosas te hacen muy feliz.
No le importa recibir regalos caros, cenar en un buen restaurante o viajar por el mundo. Con solo ver la sonrisa en el rostro de tu ser querido y darte cuenta de que están pasando tiempo juntos, ya es suficiente para sentir una alegría inexplicable.

6. Estás feliz de sacrificar cosas.
No cuentas las cosas que le das a tu pareja y te sientes injusto si crees que estás dando más que tu pareja. Tu amor es verdadero, y por eso puedes darles más de lo que merecen. Cuando das algo más de lo que merecen, eso se llama gracia. Y te sientes realmente feliz sabiendo lo elegante que eres.

7. Tu relación te permite amarte a ti mismo.
Tu relación no permite que te lastimes. En cambio, lo nutre y lo ayuda a convertirse en una mejor persona. Te enseña a cuidarte. Te permite amar a tu pareja como a ti mismo.

8. Te regocijas en la verdad.
No necesitas cubrir tu vida y tu relación con mentiras para fingir felicidad. No tienes miedo de decir la verdad porque ambos la aprecian. Comparten y disfrutan de la veracidad juntos, haciendo que su relación sea honesta y transparente.

9. No es necesario alardear de cosas.
No se siente obligado a mostrar en Facebook, redes sociales y otros lugares públicos que está feliz en su relación. Simplemente puede disfrutar de su relación en privado sin tratar de hacer que otras personas sientan envidia y alimentar su propia vanidad.

10. No necesitas libertad absoluta.
Lo que necesitas es una libertad equilibrada. Estás trabajando duro para liberarte del odio, las mentiras y otras maldades. No quieres ser esclavo de esos pecados. Pero estás feliz de ser esclavo del amor, la bondad, la verdad y la compasión. No sirves a dos amos, porque sabes que no es posible.

11. Puedes ser feliz incluso sin intimidad física.
La intimidad física es vital en una relación, especialmente en el matrimonio. Sin embargo, es posible que no esté disponible todo el tiempo. Eres verdaderamente feliz en una relación si no confías solo en la intimidad física. Cree que una relación sana y feliz también se alimenta de la intimidad emocional, mental y espiritual.

12. Tu corazón está lleno de misericordia.
No guardas rencores y amarguras dentro de tu corazón. Perdonas a tu pareja por sus errores y defectos. No tienes el corazón apesadumbrado y por eso eres verdaderamente feliz.

13. Puedes discutir pacíficamente.
Ambos no son demasiado sensibles ni reactivos. Pueden hablar libremente y compartir sus propias opiniones con los demás. Se escuchan el uno al otro. Puedes discutir sobre las cosas de manera pacífica y productiva.

14. Puedes llorar.
Tienes un corazón suave y abierto. No refrena tus verdaderas emociones. Puedes dejar que tus lágrimas fluyan libremente, ya sean lágrimas de alegría o de dolor. Puedes mantenerte como un ser humano real y natural.

Pensamientos finales La
verdadera felicidad en una relación es más profunda de lo que pensamos. Es más que las risas que compartimos y las celebraciones que disfrutamos con nuestros seres queridos. No solo se encuentra en los buenos tiempos, sino también en los malos. Es posible que nos sintamos tristes y frustrados en nuestra relación cuando surgen las pruebas y los problemas, pero con verdadera fe, amor y paciencia, aún podemos ser felices sabiendo que esos desafíos solo existen para fortalecernos.

Si no está satisfecho con su relación ahora, considere reevaluar sus elecciones. ¿Está tomando la decisión correcta? Y si ha tomado la decisión correcta, ¿está practicando esa elección? Recuerde que la verdadera felicidad es una elección que debemos practicar. Es algo que hacemos de manera consistente, sincera, sincera, humilde y valiente por otra persona, como también lo hacemos por nosotros mismos.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.